Formatos de imágenes

Formato Tif

El formato tiff, es el formato de referencia para guardar imágenes importantes como las que vamos a producir con el escaner para dosimetría clínica.

Así este formato se ha convertido en un formato estandar para usos profesionales.

Sus grandes ventajas es que lo soporta casi cualquier plataforma y ademas trabaja hasta con 48 bits de colores lo cual es esencial para dosimetría clínica con película radiocrómica EBT.

Con este formato de imagen se pueden usar varios tipos de compresiones pero para dosimetría clínica no son permitidas. Siempre hay que guardar en tif sin compresión para no perder calidad de la imagen mientras la compresión. Debido a esta necesidad de almacenar sin compresión tendremos archivos algo pesados.

Como referencia y para conocimiento exponemos otros tipos de formatos de imágenes aunque no recomendadas para dosimetría clínica con película radiocrómica.

Formatos BMP, JPEG y GIF

Un mapa de bits (bitmap) es uno de los muchos tipos de formatos para imágenes. Lleva la extensión .bmp.

Los ordenadores usan bits de 1 y 0 para almacenar los datos. Un mapa de bits es literalmente éso, un mapa de unos y ceros que forman una imagen particular cuando se renderiza.

Para entender cómo una imagen de mapa de bits, una imagen bmp, se muestra, es importante entender cómo funciona una pantalla de ordenador. La pantalla está compuesta de filas y columnas de pequeños bloques, los pixeles. En una imagen bmp, cada pixel tiene asignado al menos un bit para indicar si el pixel debería reflejar el color de fondo o color de primer plano, u otro color.

En el caso de una página de texto en blanco y negro, consideremos una letra. Los muchos píxeles que compone esa letra requieren un solo bit de dato por cada pixel. Cada pixel será o blanco o negro: 1 ó 0.

Cuando un mapa de bits muestra una imagen a color, habrá varios colores con diferentes graduaciones de color y brillo. En este caso cada pixel podría tener 16, 24 o 48 bits de información asociada con él. Cuantos más bits, mayor resolución y más grande el archivo.

Porque los mapas de bits almacenan tanta información en sus resoluciones más altas, ellos pueden componer imágenes muy definidas. Sin embargo, una imagen de mapa de bits no reescala bien. Si ampliamos usando un programa gráfico el la imagen mapa de bits se bloquea y aparece como niebla. Si se reduce la imagen pierde claridad.

Las técnicas de compresión se usan para quitar peso al archivo del mapa de bits, mientras que mantienen tanta información como para renderizar una buena imagen. Uno de esos formatos es el de 8-bits, formato GIF, el cual usa una paleta de sólo 256 colores. La ventaja de este archivo comprimido, es que genera un archivo mucho menos pesado que puede ser ampliado o reducido con unos resultado satisfactorios, porque usa una compresión sin pérdidas. La desventaja es que no puede reproducir imágenes fielmente que contengan más de 256 colores.

Las imágenes guardadas en mapa de bits (bmp) que necesitan ser reducidas mucho su tamaño, pueden ser convertidas en JPEG. Éste es un formato que al comprimirlo pierde información (lossy compression), y que permite mostrar más de 256 colores y dá un mejor resultado al formar imágenes que el GIF.

Puesto que las imágenes de mapas de bits se construyen pixel a pixel se pueden editar fácilmente. Hacer zoom en una imagen de mapa de bits con cualquier programa gráfico permite al usuario añadir, eliminar o cambiar el color de píxeles indiviudales.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.